Parece que la gracia ya no es lo que era

  • Noé fue “varón justo, perfecto en sus generaciones, con Dios caminó” (Génesis 6:9). El creyente actual dice: “Yo soy injusto, no soy ejemplo de nada, me cuesta orar”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Dios pregunta en Génesis 18:17-19: «¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer?”. Y luego explica que no, ya que Abraham será un padre ejemplar enseñando a sus hijos a «guardar el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio”. El creyente actual dice: “Soy un desastre como padre”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • David fue «valiente y vigoroso y hombre de guerra, prudente” (1 Samuel 16:18). El creyente actual dice: “Soy cobarde, de hecho tengo algunos ataques de pánico”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Job fue «hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal” (Job 1:1). El creyente actual dice: “Soy pecador, débil, me deleito en las mismas cosas que las personas de este mundo”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Zacarías y Elizabet, padres de Juan el Bautista, fueron “justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor” (Lucas 1:6). El creyente actual dice: “Mi matrimonio apenas se sostiene. Solo nos aguantamos mutuamente”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Esteban fue “un varón lleno de fe y del Espíritu Santo” (Hechos 6:5) que cuando lo estaban matando a piedrazos se tomó el tiempo para interceder por sus asesinos (Hechos 7:60). El creyente actual dice: “Soy rencoroso, me enojo por nada”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Pablo dio su vida por otros llenando del evangelio ciudad tras ciudad recorriendo miles de kilómetros. Él dijo que al salvarlo a él, Jesús había salvado al peor de los pecadores (1 Timoteo 1:15). Pero también dijo: «por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos” (1 Corintios 15:10).  El creyente actual dice: “Soy perezoso, inconstante y egoísta”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Timoteo era tal ejemplo de creyente, que Pablo dice de él: «Ya conocéis los méritos de él» (Filipenses 2:22). El creyente actual dice: “No busques un ejemplo en otros cristianos, solo mira a Cristo”. Y se queda tranquilo asegurando que todos son iguales y que la gracia lo cubre todo.
  • Queda la pregunta: ¿La gracia de Dios ahora lo único que hace es cubrir el desastre pero ya no transforma personas?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: